Close
Skip to content

Criticar traductores y traducciones: la falta de comprensión por parte del cliente

El destino de un traductor no es fácil. Posiblemente porque parecen trabajar en un campo en el que todos los seres humanos son (o se consideran) expertos, particularmente en el campo de la comunicación, hay cierta tendencia a ver a los traductores como zánganos. Como unos esclavos que desempeñan un trabajo que cualquiera sería capaz de hacer con un poco de tiempo libre. Cuando las empresas entregan proyectos a una LSP (empresa de servicios lingüísticos) , es muy común escuchar comentarios como: «lo haría yo, pero no tengo tiempo».

Autor de la foto: https://thewordpoint.com/

Esto es como pensar que si sabes conducir, también sabes montar un motor. «Utilizo Internet a diario, por supuesto que podría crear una página web, pero es que estoy muy ocupado».

Esta actitud esconde una falta de comprensión que puede frustrar incluso a los traductores más expertos y, a veces, hasta ofenderlos. La realidad es que la traducción es un arte profundamente especializado y los traductores profesionales le han dedicado tanto tiempo al estudio y a su práctica como cualquier otro profesional.

Todos los traductores han sido objeto de la crítica de personas sin ninguna experiencia, incluso de lectores que ni siquiera conocen la lengua de destino de la traducción en cuestión.

Como ocurre a todos aquellos profesionales de artes a las que el mundo moderno ha degradado de «profesiones» a «servicios», el traductor se encuentra indefenso ante este tipo de críticas. A veces la única opción es morderse la lengua y explicar que, aunque Internet está inundado de chapuzas realizadas por aficionados, una LSP seria solamente trabaja con traductores profesionales especializados y experimentados que traducen siempre a su lengua materna.

Una LSP nunca utiliza motores de traducción de Internet y cuenta siempre con un riguroso sistema de revisión que garantiza que la traducción no solo es de la mayor calidad posible, sino también que el estilo y el registro son los apropiados.

Los traductores profesionales son lingüistas expertos y experimentados. No se arrepentirá de confiar en ellos.

Related Posts