Close
Skip to content

Trabajar con textos chinos

Tradicionalmente el chino se escribía o bien de forma vertical, desde arriba hacia abajo y de derecha a izquierda, o bien de forma horizontal, de derecha a izquierda. Sin embargo, desde hace algunos años la norma oficial es hacerlo horizontalmente de izquierda a derecha. Aunque en muchos periódicos, a menudo se suele combinar esto con un diseño vertical, por ejemplo los titulares en horizontal y texto en vertical.

Hasta hace relativamente poco tiempo, pocos eran los programas de diseño gráfico que estaban pensados para otras lenguas diferentes al inglés, por eso trabajar el formato de texto en chino y otras lenguas no latinas daba lugar a multitud de problemas. Últimamente, gracias al desarrollo de programas como InDesign, el programa de gráficos y formato de texto de referencia en el sector, estos problemas son más manejables. Ahora es posible producir diseños de primera categoría en textos de chinos simplificado y tradicional, utilizando todas las funcionalidades que InDesign ofrece para el alfabeto latino.

chino

El chino presenta varios retos específicos para el especialista en diseño gráfico por ordenador. Por ejemplo, el hecho de que no haya espacios dentro de un párrafo determinado en chino, ni indicación alguna de límites entre palabras. Esto es porque el chino es un sistema silábico en el que una palabra nunca abarcará más de dos sílabas (es decir, dos caracteres). Naturalmente, la puntuación debe seguir las reglas chinas y usar los símbolos de puntuación china (de hecho, ¡en el chino clásico no se usa puntuación en absoluto!). Como en el caso del árabe, las expresiones extranjeras se usan con bastante libertad, ya sea en el texto original latino o transliteradas al chino. No hace falta decir que esto también debería manejarse propiamente.

Técnicamente el chino no usa cursivas, pero cada vez es más frecuente usar este tipo de fuentes para enfatizar las partes de un texto y el hecho de combinar la importancia dentro de un texto (p. ej., redonda o negrita) sigue siendo un reto considerable para el diseñador.

Existen diferentes fuentes chinas y el diseñador tiene la responsabilidad de elegir una que sea apropiada al estilo y registro del documento. Y, para evitar la clase de problemas de compatibilidad, que eran un problema incluso hace unos años, la fuente debe basarse en la norma estándar Unicode para poder manejar todos los más de 60 000 caracteres.

Como es habitual en los textos traducidos, es muy importante para el especialista en diseño gráfico tener al menos un conocimiento básico de la lengua meta. También deben ser conscientes del hecho de que, a diferencia del italiano que ocupa, por ejemplo, entre el 20-25 % más espacio que el inglés, una traducción del chino ocupará frecuentemente menos espacio que el texto original alfabético. Por una parte esto se debe a que cada carácter representa una sílaba entera y, por otra, a que el chino es una lengua extremadamente concisa.

Estos son solo algunas de las cuestiones que los traductores y los profesionales del diseño gráfico deben tener en cuenta cuando trabajan con textos chinos, además sirven para remarcar la importancia de encargar este tipo de trabajo a especialistas con experiencia.

Related Posts